I. Alguien que conocí.

Alguien que conocí me dijo que estaría conmigo la primera vez que viera nieve. Ese alguien me hizo reír mucho pero también me enseño de todo un poco. Alguien que conocí creyó más en mi de lo que yo creo y me dijo que siempre estaría para enseñarme lo positivo de cada situación.


Alguien que conocí me guardó entre sus brazos cada noche por un mes. Un día se tuvo que ir de madrugada. Me dio un beso de despedida en el cachete. Pensaba que estaba dormida. Entre el sueño y la realidad, sonreí.


Alguien que conocí, prometió regresar. Ambos sabemos que no es verdad. Me dijo que era el humano más increíble y que merecía que siempre me tomaran fotos con los ojos brillando. Alguien que conocí se fue y, aunque intentamos, me dejó un hoyo en el corazón. Dijo que no estaba listo para decirme adiós pero, ese alguien que conocí, ya no está.